Poesía es hablar con el corazón en la mano,

poesía es expresar los sentimientos al máximo,

hacer que la corriente de sentimientos se apodere de tu corazón,

haciendo que poco a poco tu pluma se mueva mas rápido y haga que las palabras no sean palabras,

sean sentimientos y hagan sentir a quien las lee el sentimiento que transmites al papel.

Náyade García.




ENEMIGO INTIMO



Hay tardes en que todo
huele a enebro quemado
y a tierra prometida.
Tardes en que está cerca el mar y se oye
la voz que dice: "Ven".
Pero algo nos retiene todavía
junto a los otros: el amor, el verbo
transitivo, con su pequeña garra
de lobezno o su esperanza apenas.
No ha llegado el momento. La partida
no puede improvisarse, porque sólo
al final de una savia prolongada,
de una pausada sangre,
brota la espiga desde
la simiente enterrada.

En esas largas
tardes en que se toca casi el mar
y su música, un poco
más y nos bastaría
cerrar los ojos para morir. Viene
de abajo la llamada, del lugar
donde se desmorona la apariencia
del fruto y sólo queda su dulzor.
Pero hemos de aguardar
un tiempo aún: más labios, más caricias,
el amor otra vez, la misma, porque
la vida y el amor transcurren juntos
o son quizá una sola
enfermedad mortal.

Hay tardes de domingo en que se sabe
que algo está consumándose entre el cálido
alborozo del mundo,
y en las que recostar sobre la hierba
la cabeza no es más que un tibio ensayo
de la muerte. Y está
bien todo entonces, y se ordena todo,
y una firme alegría nos inunda
de abril seguro. Vuelven
las estrellas el rostro hacia nosotros
para la despedida.
Dispone un hueco exacto
la tierra. Se percibe
el pulso azul del mar. "Esto era aquello".
Con esmero el olvido ha principiado
su menuda tarea...

Y de repente
busca una boca nuestra boca, y unas
manos oprimen nuestras manos y hay
una amorosa voz
que nos dice: "Despierta.
Estoy yo aquí. Levántate". Y vivimos.



1 comentario:

Amada Amante dijo...

¡¡¡Ufff!!! Mi querida Náyade, mi linda hadita de agua dulce... No sé siquiera si ya te acordarás de mí... Soy Marta, creo que con eso basta, y lo digo con la cabeza gacha por la vergüenza que me da después de haber desaparecido "a la fracesa" sin explicaciones ni palabra alguna... Pero tú sabes la historia que cargo a la espalda y no voy a aburrirte con el infierno que he pasado en estos meses: cuando cerré el blog era prácticamente cuestió de vida o ingreso, y para mí era imprescindible intentar salir adelante sin pasar por el presidio... He aprendido algunas cosas importantes en estos meses, y por ahora me mantengo firme a ellas...

Pero hay cuestiones que nunca cambian, como es la amistad... Y sabes que siempre te he considerado una amiga especial... Vengo a desearte, tarde como siempre, un Feliz Día de San Valentín, en el que tu corazón enamorado comparta con cariño infinito el amor verdadero que compartes con el de tu pareja/marido... Y un Feliz Día de la Amistad, apto para corazones solteros que también necesitamos amar aunque deba ser con otro fin y de otra manera, hermosa en cualquier caso...

Un beso y una flor!