Poesía es hablar con el corazón en la mano,

poesía es expresar los sentimientos al máximo,

hacer que la corriente de sentimientos se apodere de tu corazón,

haciendo que poco a poco tu pluma se mueva mas rápido y haga que las palabras no sean palabras,

sean sentimientos y hagan sentir a quien las lee el sentimiento que transmites al papel.

Náyade García.




Gracias por estar siempre aquí.



Les deseo:

Felicidad: Muy dentro de tí.

 Serenidad: En cada amanecer.

 Exito: En cada faceta de tu vida.

 Amigos: Muy cercanos y pendientes de tí.

 Amor: Que siempre fluya de tu interior.

 Conocimiento: De la gracia y el amor de Dios.

 Recuerdos especiales: De todo el ayer.

 Un brillante hoy: Con mucho por lo cual agradecer.

 Un camino: Que te lleve a un hermoso mañana.

 Sueños: Para que se conviertan en realidad.

 Y gratitud: Por todas las maravillosas cosas a tu alrededor.

Náyade

De un amigo en mi 50 cumpleaños.

Un amigo me mandó hace unos días este poema en el día de mi 50 cumpleaños 
y quiero compartirlo con todos vosotros. 

Gracias amigo.


Te levantas igual que ayer y antes de ayer.
Te miras en el espejo que te devuelve,
dormida y atónita el rostro de tus mañanas.
Te duchas. Te lavas. Te peinas. Te pintas.
Pero, hoy, ¡caramba! Haces los cincuenta
y todavía no sabes ver en qué has cambiado

Tu vida que se desliza entre noches y días
mal fotocopiados los unos sobre los otros.
Mientras tomas el café, observas la calle
esta mañana de los cincuenta,
y ves que allí, en el fondo, hay un valle
que se pierde al oeste, oscuro y hermoso,
y un cerro que corta el cielo que no habías visto,
y qué ese marino, ¿qué hace allí?, ¿y ese pájaro azul?
Vuelves a la cocina, a por un par de tostadas
y en la radio suena una canción desconocida.

Ves islas que no has pisado, un mar bravo,
un desierto que canta tus anhelos
en una laguna en la que te miras, como un espejo,
cuando cumplas tus cincuenta y ocho
y quizás te preguntes qué he hecho
o quizás no, quizás entonces seras muy rica,
cargada de tesoros de todo lo visto
y conocido mucho más allá y aquí,
que puede ser muy cerca y tan lejos.

Muchas Felicidades Amiga.



AMIGO CINCO LETRAS



Amigo, cinco letras,
que un basto argumento
darían a esta palabra,
un vital concepto.

Amigo, cinco letras,
cargadas de afecto,
de un abrazo sublime,
de un beso secreto.

Amigo, cinco letras,
llenas de aliento,
cuando la tormenta amenaza
inundar mi barca.

Amigo, cinco letras,
llenas de aliento,
emites y evocas mil frases
que aun no las comprendo,
pero que dejan mi barca
casi inundada
a orillas de azules
y tranquilas aguas.

Amigo, cinco letras,
que tal vez representen
esa palabra que dibujas
en mi espalda.

Amigo, cinco letras,
que aunque nos limiten fronteras,
se que cuento contigo
y eso me renueva.

Amigo, cinco letras,
que secan mi cara
cuando la tristeza o problemas,
embargan mi alma.

Amigo, cinco letras,
que asisten voluntarias
al llamado silencioso
que grita al infinito "auxilio"
cuando la soledad
envuelve integramente
mi cuerpo, mi alma
y mi corazón escueto.

Amigo, cinco letras,
que dibujan en mi rostro
una inmensa sonrisa
casi de locos.

Amigo, cinco letras,
que inspiran sentimientos,
que hasta en niño me convierto,
recordando ataños momentos.

Amigo, cinco letras,
que encierran mil secretos,
secretos solo mios,
que solo a ti confieso.

Amigo, cinco letras,
que grabadas mantengo
siempre presentes
envueltas de afecto.

Amigo, cinco letras,
que un día espero,
que ni tiempo, ni distancias,
ni fronteras, ni silencios,
disipen la importancia
de cinco letras que,
registro, interno
y feliz respeto.

Amigo, cinco letras,
en que hoy confieso,
no puedo siquiera
expresar lo que siento.

Amigo, cinco letras,
Porque de ellas aprendí
a soñar y a vivir
junto a alguien
que me empujará a seguir.


A TI, AMA DE CASA



Hay en la existencia de todo ser
una luz,
que nos cuida y ama, es mujer,
amor blanco y azul,
reina es del silencio y la alegría,
del hogar,
ama de casa, pureza de vida y armonía.

Mujer que trabajas, día a día,
sin horario,
sin recesos, bajas, ni calendario,
por tu casa,
por los tuyos, que son tu vida,
tu familia,
luchas, peleas, toda te das,
te entregas,
siendo o no siendo reconocida.

Mujer, criada y ama de casa,
fatiga callada,
esfuerzo, labor, trabajo y sudor
de cuerpo y alma,
que no termina ni acaba,
no conoces jornada,
de día, tarde, noche y madrugada,
tan necesaria,
tantas veces maltratada u olvidada.

A ti...
ama de casa,
mujer que dicen que no trabaja,
por no traer paga,
que ejerces de esposa, madre y confesora,
mis letras y mis versos,
con el corazón latiendo agradecido,
te doy y entrego,
por la grandeza que atesoras,
por tu tesón en silencio
lleno de humildad, de luz, paz y vida.

A ti...
que sin títulos ni diplomas,
administras,
compras, limpias, lavas y barres,
cocinera,
que alimentas cual restaurante,
dando amor,
cariño y fuerza a tus comensales,
que eres,
médico, asistente y enfermera,
maestra y consejera.

A ti, mujer bendita seas,
esfuerzo,
que no lo paga el dinero,
calor de hogar,
amor puro, limpio y sincero,
amor certero,
mirada que es llama de vida,
de amor eterno,
que un beso tuyo y una caricia,
es la mejor medicina
calma el dolor y a las penas alivia,
que con un abrazo y una dulce sonrisa
te sientes agradecida.

A ti... quiero gritar,
¡Gracias!...
por existir, ser y estar.


SOLO MUERE LO QUE SE OLVIDA


Vi una niña muy enfermita,
algo mio;
supe luego que la nena
se moría.
Cuando vi a la nena aquella
su cabeza aún era bella.
Quiero verla siempre así,
viva y guapa cual la ví.
Fue por eso que la huía
cuando supe que moría.
No te aflijas, madre amante,
que si Parca
de su marca
puso cera en el semblante
de tu niña,
yo, poeta, la recuerdo
tan hermosa
cual la rosa
en la campiña.
...................
No me apeno por su ausencia;
vive siempre en mi recuerdo,
y la ruta de su gloria
no la pierdo,
pues la trazo yo el camino,
y la sirvo yo de guía,
y la asciendo a lo divino
de mi rica fantasía.
Si en el cielo yo creyera,
en el cielo la pusiera
sobre nubes sonrosadas,
y de mí las más amadas
albas flores,
cernerían por su frío
rostro gotas de rocío.
..................


Contigo


¿Mi tierra?

Mi tierra eres tú.


¿Mi gente?

Mi gente eres tú.


El destierro y la muerte

para mi están adonde

no estés tú.


¿Y mi vida?

Dime, mi vida,

¿qué es, si no eres tú?