Poesía es hablar con el corazón en la mano,

poesía es expresar los sentimientos al máximo,

hacer que la corriente de sentimientos se apodere de tu corazón,

haciendo que poco a poco tu pluma se mueva mas rápido y haga que las palabras no sean palabras,

sean sentimientos y hagan sentir a quien las lee el sentimiento que transmites al papel.

Náyade García.




Viaje a Ítaca - Konstantino Kavafis



Si vas a emprender el viaje hacia Ítaca,

pide que tu camino sea largo,

rico en experiencias, en conocimiento.

A Lestrigones y a Cíclopes,

o al airado Poseidón nunca temas,

no hallarás tales seres en tu ruta

si alto es tu pensamiento y limpia

la emoción de tu espíritu y tu cuerpo.

A Lestrigones y a Cíclopes,

ni al fiero Poseidón hallarás nunca,

si no los llevas dentro de tu alma,

si no es tu alma quien ante ti los pone.


Pide que tu camino sea largo.

Que numerosas sean las mañanas de verano

en que con placer, felizmente

arribes a bahías nunca vistas;

detente en los emporios de Fenicia

y adquiere hermosas mercancías,

madreperla y coral, y ámbar y ébano,

perfumes deliciosos y diversos,

cuanto puedas invierte en voluptuosos y delicados perfumes;

visita muchas ciudades de Egipto

y con avidez aprende de sus sabios.



Ten siempre a Ítaca en la memoria.

Llegar allí es tu meta.

Mas no apresures el viaje.



Mejor que se extienda largos años

y en tu vejez arribes a la isla

con cuanto hayas ganado en el camino,

sin esperar que Ítaca te enriquezca.



Ítaca te regaló un hermoso viaje.

Sin ella el camino no hubieras emprendido.

Mas ninguna otra cosa puede darte.



Aunque pobre la encuentres, no te engañará Ítaca.

Rico en saber y en vida, como has vuelto,

comprendes ya qué significan las Ítacas.




He mirado tan fijamente la belleza

que mis ojos están llenos de ella.



Líneas del cuerpo, labios púrpura,

miembros voluptuosos, cabelleras evocadoras

de las estatuas griegas, siempre bellas

hasta cuando están en desorden,

y caen un poco sobre las frentes blancas.



Rostros del amor, tal como los deseaba mi arte...

Rostros furtivamente encontrados en mis noches,

en las noches de mi juventud...

1 comentario:

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Náyade: "Feliz el hombre que aunque solo por un día, sepa entender a una mujer". Que belleza de pensamiento; y que cruda realidad. Amiga, ya no eres (un autor desconocido), eres una luz que ilumina el camino del poeta.
Amiga, gracias por abrir tu corazón y compartir tanto sentimiento. Precioso....
Un abrazo.
Jecego.