Poesía es hablar con el corazón en la mano,

poesía es expresar los sentimientos al máximo,

hacer que la corriente de sentimientos se apodere de tu corazón,

haciendo que poco a poco tu pluma se mueva mas rápido y haga que las palabras no sean palabras,

sean sentimientos y hagan sentir a quien las lee el sentimiento que transmites al papel.

Náyade García.




Claveles rojos


De mis cabras guardar, volvía al cortijo
saltando entre peñas y matojos,
cuando a mi moza ví, me llamó y dijo.
Que del amo de la hacienda vino el hijo
y ella quería lucir claveles rojos.

Al monte me volví como a la guerra,
con valentía, ceguedad y arrojo.
porque al pasar con mis cabras y mi perra,
ví en lo alto de la sierra
una gran mata de claveles rojos.

Pero al llegar a lo alto de la sierra
y entre las matas de una gran chumbera
ví que la madre clavelera,
lloraba por sus hijos, los claveles rojos.
Sus hijos le robaron: ¿Quién sería?...

Y al cortijo volví lleno de enojo
triste porque llevar no podía
lo que mi moza amorosa me pedía.
¿En donde encontraré claveles rojos...?

De pronto me acordé que allá en la Ermita
los mozos del cortijo " Los Hinojos"
llevaron a la Virgen "La Ciervita"
unos ramos de rosas, margaritas, pensamientos y claveles rojos.

A la Ermita llegué casi reventado,
fatigado, mal herido y cojo,
en mis manos tomé el manojo amado
y al cortijo volví ya consolado
porque al fin encontré claveles rojos.

Corriendo iba como un galgo,
como un gamo saltando los rastrojos.
En el camino me encontré a mi amo
Y me dijo: "Zagal, véndeme el ramo".

Cómo venderle los claveles rojos?
Me lo perdona mi amo, hube de decirle.
Pero... fatigado, mal herido y cojo
quedó este pobre cabrerillo humilde,
para poder llevar a su Matilde
este ramillo de claveles rojos.

-¿"Para tu Matilde has dicho? ¡Anda y retoza!,
que si por ella te quedaste cojo,
ve a curarte a tu escondida choza,
Porque... óyelo bien: Sólo a esa moza
he de llevarle yo claveles rojos".

El señorito me clavó los ojos.
se tiró para mí como una bala
y con la fuerza que el talador tala
me deshojó el ramo de claveles rojos.

Al cortijo me volví, salté tres bancos,
preñados de lágrimas iban mis ojos
Allí ví una mata de claveles blancos,
los tomé y me los llevé al campo
a transformarlos en claveles rojos.

De ideas malas llevaba un enjambre.
Al ver al amo una nube me cegó los ojos,
mí cuchillo en su pecho hundí con hambre;
los claveles blancos empapé en su sangre,
y a mi moza le llevé... claveles rojos.

1 comentario:

Carlos G.P. dijo...

Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
“Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos...
Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
       Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
       Hoy puede ser ciencia ficción...tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar...hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
                                                                                                    Carlos González
P.D Mi blog es: www.ladanzadelavida12.blogspot.com
* El libro se puede descargar en mi blog
Puede ver mis vídeos:
“Educar más allá de las creencias: liberando al corazón” en la dirección siguiente: http://vimeo.com/9374224
“Educación y Nuevo Paradigma Científico” en la dirección: http://vimeo.com/10085584