Poesía es hablar con el corazón en la mano,

poesía es expresar los sentimientos al máximo,

hacer que la corriente de sentimientos se apodere de tu corazón,

haciendo que poco a poco tu pluma se mueva mas rápido y haga que las palabras no sean palabras,

sean sentimientos y hagan sentir a quien las lee el sentimiento que transmites al papel.

Náyade García.




Dios me hizo mujer




Y Dios me hizo mujer,

de pelo largo,

ojos,

nariz y boca de mujer.

Con curvas

y pliegues

y suaves hondonadas

y me cavó por dentro,

me hizo un taller de seres humanos.

Tejió delicadamente mis nervios

y balanceó con cuidado

el número de mis hormonas.

Compuso mi sangre

y me inyectó con ella

para que irrigara

todo mi cuerpo;

nacieron así las ideas,

los sueños,

el instinto.

Todo lo que creó suavemente

a martillazos de soplidos

y taladrazos de amor,

las mil y una cosas que me hacen mujer todos los días

por las que me levanto orgullosa

todas las mañanas

y bendigo mi sexo.

1 comentario:

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga, desde el principio de los tiempos, el hombre y la mujer, han formado una unidad física, ninguno de los dos por separado podrían crear.
Así ha sido y seguirá siendo hasta el fin de los días; cuando solo exista la noche.
Un abrazo amiga, gracias por volver; te tomas vacaciones muy largas y mi blog se queda un poco en tinieblas.
Jecego.