Poesía es hablar con el corazón en la mano,

poesía es expresar los sentimientos al máximo,

hacer que la corriente de sentimientos se apodere de tu corazón,

haciendo que poco a poco tu pluma se mueva mas rápido y haga que las palabras no sean palabras,

sean sentimientos y hagan sentir a quien las lee el sentimiento que transmites al papel.

Náyade García.




De la mujer al hombre




Dios te hizo hombre para mí.



Te admiro desde lo más profundo

de mi subconsciente,

con una admiración extraña y desbordada

que tiene un dobladillo de ternura.



Tus problemas, tus cosas

me intrigan, me interesan

y te observo

mientras discurres y discutes

hablando del mundo

y dándole una nueva geografía de palabras

Mi mente está covada para recibirte,

para pensar tus ideas

y darte a pensar las mías;

te siento, mi compañero, hermoso

juntos somos completos

y nos miramos con orgullo

conociendo nuestras diferencias

sabiéndonos mujer y hombre

y apreciando la disimilitud

de nuestros cuerpos.

1 comentario:

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga, la mujer es un ejemplo a seguir, pero a veces sus sentimientos se convierten en pasión, y sus caminos se hacen autopistas.
Amiga, precioso tu razonamiento, que debería hacerse universal.
Un abrazo y felicidades.
Jecego.