Poesía es hablar con el corazón en la mano,

poesía es expresar los sentimientos al máximo,

hacer que la corriente de sentimientos se apodere de tu corazón,

haciendo que poco a poco tu pluma se mueva mas rápido y haga que las palabras no sean palabras,

sean sentimientos y hagan sentir a quien las lee el sentimiento que transmites al papel.

Náyade García.




LLuvia Gris de Otoño



Lluvia gris de otoño
Que cae con apuro sobre mí,
Trayendo a mi memoria,
Un cálido recuerdo de ti.

Las estrellas se esconden
Y el cielo se sonroja,
En una noche fría de abril,
Estas aquí, en mi memoria.

Es una de esas noches
Que parecen escapadas de algún sueño
Tal vez un ángel la pinto,
Cuando nos vio durmiendo.

Me detengo a mirar el cielo
Invade el agua mi cuerpo,
Porque noche tan hermosa no he visto,
Es por eso amor, que no te olvido


4 comentarios:

Alexander dijo...

Pasar por aqui siempre me deja un dulce sabor en los labios. Los poemas van en muchas direcciones pero al final cumplen su cometido: hacerme suspirar.
Abrazos.

Corazón y Pluma dijo...

Me vuelvo a agarrar al “más vale tarde que nunca” y volando te traigo la invitación formal para que pases por mi blog, si así lo deseas, para recoger unas cositas que allí te esperan ansiosas en esta página:

http://almacorazonypluma.blogspot.com/2010/09/tercer-reparto-de-maaaaaaaaaaaaaaaas.html

Recuerda que basta copiarla en la barra de dirección del explorador y aparecerá de inmediato la página de los premios y regalos.

Y para los que no saben recoger un premio, la forma más sencilla es guardar la imagen en el ordenador, dándole el nombre deseado, lo que permitirá usarla en una entrada en el sidebar, en un slide, etc.

Lo que sí dejo de regalo por ahora es un beso cargado de cariño y la flor de la amistad…

Tessa dijo...

Hola Nayade:
El poeta vive la magia de hacer realidad las palabras que brotan del alma. Felicidades

Besos
Tessa

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Náyade, la vida es un paseo por la tierra; la poesía un discurrir por el alma; y la felicidad es una propiedad particular dificil de compartir; yo te deseo que millones de momentos felices, bien compartidos.
Amiga, un abrazo.
Jecego.