Poesía es hablar con el corazón en la mano,

poesía es expresar los sentimientos al máximo,

hacer que la corriente de sentimientos se apodere de tu corazón,

haciendo que poco a poco tu pluma se mueva mas rápido y haga que las palabras no sean palabras,

sean sentimientos y hagan sentir a quien las lee el sentimiento que transmites al papel.

Náyade García.




SI TE LLAMO AMIG@



Si te llamo amigo,
siempre tu tendrás parte de mi corazón,
siempre estaré orgullosa,
de serte siempre fiel.

Tanto como yo necesito amistades,
tu debes necesitarlas también.
Yo también formaré parte de tu corazón,
para estar siempre cerca cuando me necesites,
no estaré ahí en carne,
pero siempre estaré ahí en espíritu.

Soportaré tus cambios de ánimo,
y trataré de entender tus necesidades,
cuando estés enojado.

Reiré contigo cuando tu lo hagas.
cuando tu tristeza te sobrepase,
lloraremos juntos,
si te sientes caído,
yo te levantaré y echaré tus dudas lejos,
cuando pienses que no puedes continuar,
yo te recordaré que "si" puedes,
cuando te desanimes,
yo levantaré tu ego bien alto.

Cuando necesites silencio pero no soledad,
nos sentaremos juntos en paz y silencio.

Cuando desees jugar,
siempre tendrás un compañero de juegos,
cuando te sientas arriba del mundo,
yo te abrazaré suavemente la espalda,
y te diré que tienes todo el derecho de estar ahí.

Nunca estarás completamente solo
un pedazo mío siempre estará contigo,
una cosa siempre te podré brindar,
el regalo de mi amistad,
para que tú lo aceptes.

Permite que nuestra amistad te haga sonreír,
que brinde alegrías a tu vida,
como tú lo has hecho conmigo,
cuando te sientas confundido,
y pierdas tu camino,
permíteme guiarte en el sendero correcto.

Reposa sobre mí cuando necesites compañía,
déjame compartir tu tristeza y tu dolor,

¿Cuan buena puede ser una amistad,
si no puedes entender que sí me importas?

Si te llamo amigo,
siempre tu sabrás,
la amiga que siempre tendrás en mí.


5 comentarios:

Marta dijo...

SUEÑA

Sueña con un mañana,
un mundo nuevo debe llegar…
Ten fe, es muy posible
si tú estás decidido…

Sueña que no existen fronteras
ni amor sin barreras, no mires atrás…

Vive con la emoción
de volver a sentir,
a vivir la paz…

Siembra en tu camino
un nuevo destino
y el sol brillará…

Donde las almas se unan en luz,
la bondad y el amor renacerán…

Y el día que encontremos
ese sueño cambiarás
no habrá nadie que destruya
de tu alma la verdad…
Ten fe es muy posible
si tú estás decidido…

Sueña con un mundo distinto
donde todos los días
el sol brillará…

Donde las almas se unan en luz,
la bondad y el amor renacerán…

Sueña, sueña tú... Sueña…

http://www.youtube.com/watch?v=Q1_RaKTQ8fs

Un beso y una flor, mi querídísa hadita de agua dulce

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Náyade;

Un beso y una flor
un suspiro,
una mirada
y un adios..

siempre guardaré
tu amistad en mi pecho,
el baúl de mis tesoros
con la llave que Dios me dió.

Amiga, felices Pascuas.

Jecego.

Estrella Altair dijo...

Desde luego que me voy en tu nave, seguro que viajar... así tiene que ser inmenso..

Un beso y gracias por entrar en mi blog y darte a conocer.

Un abrazo volveré

Estrella Altair dijo...

Náyade..

He pasado por tus diferentes blogs... mas tranquila...y me han encantado..

... no sé..

... siento parecido a ti..

... me encuentro como en casa.

Gracias y un abrazo..

Tomoki dijo...

Volverán Las Oscuras Golondrinas


Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar
y otra vez con el ala a tus cristales
jugando llamaran

Pero aquellas que tu vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha contemplar
aquellas que aprendieron nuestros nombres
esas no volverán

Volverán las tupidas madres selvas
en tu jardín las tapias a escalar
y otra vez a la tarde aun mas hermosas
sus flores abrirán

Pero aquellas cuajadas de roció
cuyas gotas mirábamos temblar y caer
como lagrimas del día
esas no volverán

Volverán el amor a tus oídos
las palabras ardientes a sonar
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará

Pero mudo, absorto y de rodillas
como se alaba a Dios ante su altar
como yo te e querido
¡desengáñate! así no te querrán.

HECHO POR:

Gustavo Adolfo Baquer