Poesía es hablar con el corazón en la mano,

poesía es expresar los sentimientos al máximo,

hacer que la corriente de sentimientos se apodere de tu corazón,

haciendo que poco a poco tu pluma se mueva mas rápido y haga que las palabras no sean palabras,

sean sentimientos y hagan sentir a quien las lee el sentimiento que transmites al papel.

Náyade García.




LA MUJER QUE CAMINA


La mujer que camina delante de su sombra.
Aquella a quien precede la luz como las aves
a las celebraciones del solsticio.

La que nada ha guardado para sí
salvo su juventud
y la piedra engarzada de las lágrimas.

Aquella que ha extendido su pelo sobre el árbol
que florece en otoño, la que es dócil
a las insinuaciones de sus hojas.

La mujer cuyas manos son las manos de un niño.

La que es visible ahora en el silencio,
la que ofrece sus ojos
al animal oscuro que mira mansamente.

La que ha estado conmigo en el principio,
la mujer que ha trazado
la forma de las cosas con el agua que oculta.

1 comentario:

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Náyade, eres una fuente inagotable de ternura; tu amor se desborda en tus letras, tus sentimientos enlazan palabras, que de otra forma no dirian nada, y en tu sintaxis, florecen, dan hermosura, embellecen nuestro idioma, y abre nuestros corazones.
Amiga, cada día es más necesario acercarce a tí, para leerte.
Un abrazo.
Jecego.