Poesía es hablar con el corazón en la mano,

poesía es expresar los sentimientos al máximo,

hacer que la corriente de sentimientos se apodere de tu corazón,

haciendo que poco a poco tu pluma se mueva mas rápido y haga que las palabras no sean palabras,

sean sentimientos y hagan sentir a quien las lee el sentimiento que transmites al papel.

Náyade García.




Mirando al espejo.


Mirando en un espejo

vi una sombra a mi espalda,

un mar cubierto de arena

y un desierto lleno de agua.



Un árbol con hojas negras

pájaros sin alas que volaban,

frutos que cambiaban de rama

y al viento atado con sábanas.



Vi a un anciano bailando

con una estrella en el cielo,

y a un elefante blanco ergido

apoyado sobre su pelo..



Y a una noche desnuda

vestida con traje de seda,

negro como azabache

adornado con perlas negras.



Un relámpago al medio día

contando las estrellas,

que anotaba sobre el agua

de un desierto de seda.



Vi al desierto lleno de hombres

cerrando las llaves del agua,

de un mar que se había escondido

detrás de la luz del alba.



Y un gorrión que cantaba

subido a una rama, decía:

toda esa agua es mía

debes conservarla.



Una señora que es la mía

me tocaba en la espalda

y me decía: tapa ese espejo,

para que retornen las aguas.

3 comentarios:

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Náyade, eres como el turrón que vuelve por navidad; como siempre para endulzarnos la vida con tus temas.
Amiga, feliz año 2010.
Que sea con creces el mejor año de tu vida , y que yo lo vea.
Un abrzo.
Jecego

Emy dijo...

Hola Nayade, precioso el poema.

Besos.

Eimper dijo...

Precioso poema Nayade, es muy bonito. besos