Poesía es hablar con el corazón en la mano,

poesía es expresar los sentimientos al máximo,

hacer que la corriente de sentimientos se apodere de tu corazón,

haciendo que poco a poco tu pluma se mueva mas rápido y haga que las palabras no sean palabras,

sean sentimientos y hagan sentir a quien las lee el sentimiento que transmites al papel.

Náyade García.




A la luna


I

¡Con qué pura y serena transparencia
brilla esta noche la luna!
A imagen de la cándida inocencia,
no tiene mancha ninguna.

De su pálido rayo la luz pura
como lluvia de oro cae
sobre las largas cintas de verdura
que la brisa lleva y trae.

Y el mármol de las tumbas ilumina
con melancólica lumbre,
y las corrientes de agua cristalina
que bajan de la alta cumbre.

La lejana llanura, las praderas,
el mar de espuma cubierto
donde nacen las ondas plañideras,
el blanco arenal desierto,

la iglesia, el campanario, el viejo muro,
la ría en su curso varia,
todo lo ves desde tu cenit puro,
casta virgen solitaria.

II

Todo lo ves, y todos los mortales,
cuantos en el mundo habitan,
en busca del alivio de sus males,
tu blanca luz solicitan.

Unos para consuelo de dolores,
otros tras de ensueños de oro
que con vagos y tibios resplandores
vierte tu rayo incoloro.

Y otros, en fin, para gustar contigo
esas venturas robadas
que huyen del sol, acusador testigo,
pero no de tus miradas.

III

Y yo, celosa como me dio el cielo
y mi destino inconstante,
correr quisiera un misterioso velo
sobre tu casto semblante.

Y piensa mi exaltada fantasía
que sólo yo te contemplo,
y como que es hermosa en demasía
te doy mi patria por templo.

Pues digo con orgullo que en la esfera
jamás brilló luz alguna
que en su claro fulgor se pareciera
a nuestra cándida luna.

Mas ¡qué delirio y qué ilusión tan vana
esta que llena mi mente!
De altísimas regiones soberana
nos miras indiferente.

Y sigues en silencio tu camino
siempre impasible y serena,
dejándome sujeta a mi destino
como el preso a su cadena.

Y a alumbrar vas un suelo más dichoso
que nuestro encantado suelo,
aunque no más fecundo y más hermoso,
pues no le hay bajo del cielo.

No hizo Dios cual mi patria otra tan bella
en luz, perfume y frescura,
sólo que le dio en cambio mala estrella,
dote de toda hermosura.

IV

Dígote, pues, adiós, tú, cuanto amada,
indiferente y esquiva;
¿qué eres al fin, ¡oh, hermosa!, comparada
al que es llama ardiente y viva?

Adiós... adiós, y quiera la fortuna,
descolorida doncella,
que tierra tan feliz no halles ninguna
como mi Galicia bella.

Y que al tornar viajera sin reposo
de nuevo a nuestras regiones,
en donde un tiempo el celta vigoroso
te envió sus oraciones,

en vez de lutos como un tiempo, veas
la abundancia en sus hogares,
y que en ciudades, villas y en aldeas
han vuelto los ausentes a sus lares.

7 comentarios:

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Náyade, La poesía es hermosa como todas las de Rosalía de Cstro.
Tu blog es precioso, vestido de Navidad.
Te felicito, por el blog, par la Navidad y por volverte a ver a la luz de la luna.
Un abrazo amiga.
Jecego.

PD. Como el mejor turrón, has vuelto por Navidad.

Ireth Nólatári dijo...

Como te prometí, tu poesía fue publicada, transcribiéndola con la pluma de mi corazón que mojaba en la tinta de mis sentimientos... Y mi eterno agradecimiento lo he plasmado en otra entrada que te dedico a ti, mi ninfa de aguas dulces, de las que he bebido para tranquilizar mi espíritu y colmar de amor mi corazón...

Gracias compañera, amiga, ser mágico de raza afín y hermana de corazón...

Besos de una Elfa que sólo sabe dar amor y que nunca te dejó de querer...

Ireth Nólatári dijo...

Mi querida Ninfa de aguas dulces que calman mi sed... Creo que era de justicia aclarar quién era la verdadera autora de tan hermosa poesía... Pero me ha dejado preocupada tu respuesta: pasas mala racha, y ahí cierras tu corazón y callas... Como hermanas másgicas sabes que mis oídos escuchan y después quedan sordos, que mi boca puede aconsejar y después quedar muda, que mis ojos pueden leer un mail y después quedar ciegos, que mi corazón puede consolarte, comprenderte, entenderte, aconsejarte, desde ese amor infinito que guarda dentro de sí y del que tú participas en toda su extensión...

Te confieso que la mala racha es compartida, y que a veces me resulta muy difícil poner una sonrisa cuando mis ojos están cuajados de lágrimas de cristal... O hablar de perdonar y olvidar cuando mi corazón está lleno de heridas que todavía sangran porque la historia no termina... O hablar de la felicidad, del "tú puedes", del "depende de ti", cuando lo único que deseo es meterme en la cama y dormir para dejar de sentir ese punzante dolor que constantemente atraviesa mi corazón...

Pero me digo a mí misma: ellos se merecen mi sonrisa, mi alegría, mi empuje, mi ánimo, mis felicitaciones, mis enseñanzas... Y yo también... Y me levanto a rastras, y me siento ante el ordenador, y escribo aunque sea llorando... Porque no he encontrado quien me entienda, quien me comprenda, y he de tirar yo sola adelante...

Te dejo mi brazo tendido, mis orejas, mis ojos, mis labios y mi corazón por si de algo te pueden servir... Pero lo más importante que te voy a dejar es un "TE QUIERO, AMIGA DE VERDAD", por ser como eres y por estar siempre ahí... Porque nadie, salvo tú, ha hecho eso nunca por mí...

Ireth, Angelet y Marta

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

No se si tendré la dicha de verte o leerte antes de Navidad, por ello desde un hoy, ampliado en el tiempo, te felicito con el alma y el corazón deseandote toda clase de momentos felices, y que la paz del Señor te vendiga y esa vendición se extienda a toda tu familia y amigos.
Un gran abrazo mío y de Carmen.
Jecego.

estrella dijo...

hola nayade, siempre es grato visitarte y embriagarse d elas lindas poesias ke nos ofreces, en esta epoca de paz y armonia desela disfrutes en compañia d etus seres queridos con mis mejores d eseos de que el niñito jesus habite tu corazon hoy y siempre, un abrazo y bendiciones con amor....luz estrella

Tétis dijo...

Hola Nayáde

Es siempre un placer visitarte y leerte.

Son siempre bellos los poemas a la luna.

Tu blog es precioso, me encanta.

Besitos amigos

hechiceradelbosque dijo...

Hola Nayade:
Hace muy poquito tiempo encontré un comentario tuyo en uno de mis blogs, en concreto el de jose luis hidalgo.Tengo que pedirte disculpas por no haberte respondido, ya que no me llegan los mensajes al correo, pero hoy afortunadamente te encontré, y ha sido una alegria para mi entrar en tu precioso blog, lleno de poesia, de magia, de amor.....
He leido que torrelavega es tu tierra; tambien es la mia, y me hace mucha ilusion encontrar a alguien de la tierruca, y que ademas escriba hermoso como lo haces tu.
Me gusta mucho la frase que has escrito en tu blog:
LA POESIA NO ES DE QUIEN LA ESCRIBE, SINO DE QUIEN LA NECESITA.

Desde Torrelavega, te envio mis mejores deseos, y que vuelvas pronto a tu querida tierra.
Un beso fuerte. Te seguiré en tu blog... ME ENCANTA...

BESOS