Poesía es hablar con el corazón en la mano,

poesía es expresar los sentimientos al máximo,

hacer que la corriente de sentimientos se apodere de tu corazón,

haciendo que poco a poco tu pluma se mueva mas rápido y haga que las palabras no sean palabras,

sean sentimientos y hagan sentir a quien las lee el sentimiento que transmites al papel.

Náyade García.




ALZO MIS MANOS AL CIELO

http://4.bp.blogspot.com/_XIf_Ru6xKP0/Sd2ippPyYlI/AAAAAAAAA1Y/FNd0U4RHM50/s400/levanto_mis_manos.jpg

Alzo mis manos al cielo,

siento como la esencia del planeta recorre mi cuerpo,

Al cerrar los ojos me hundo en el universo,

en cada respiro,

voy sintiendo la vitalidad de la tierra.

El silencio del desierto me habla.

Cada palmo de la calida arena

trae un recuerdo de algún momento distante.

Con el pasar de los segundos

siento como mi cuerpo se eleva,

como aquellas hojas que migran hacia otros lugares.

Cual árbol inmenso perdido en la inmensidad

de la tormenta comienzo a acariciar la áspera brisa.

Aquellas motas blancas en el cielo van dibujando mi vida

Contando con cada trazo en el cielo

una parte de mi esta.

El como me volví roca y me eleve en las alturas.

Como cobije a las aves

y encumbre a los hombres a la cima del mundo

Como una imponente atalaya

oteaba el horizonte

El viento y el agua moldeaba mi vida diariamente.

Alimente a la hierba,

refresque las gargantas.

Cobije a los animales

Protegí a los hombres.

Pero aun así el tiempo hizo su trabajo.

El fuego alimento los corazones.

La oscuridad comenzó a cobijarse en el alma

La vida fue muriendo lentamente.

Fui reducido a polvo.

Ya la tierra no es la misma

Su aliento ya no trae la vida como antes.

Pero como un ciclo sin fin.

La tierra se renueva.

Al igual como se renueva el alma.

Mis brazos bajan.

La brisa se ha convertido en viento.

Son vientos, vientos de cambios.

Traen el fuego de la vitalidad.

Extiende tus brazos nuevamente.

Entrégate a la vida.

Nuestra vida es un segundo infinito.

No importa lo fuerte que sople el viento de la adversidad

ni lo fugases que seamos.

Este trae la vida de la tierra.

Escucha sus palabras.

Alimenta tu alma con los aires de esperanza

Entrégate a la brisa y vuela hasta lo alto.

Se como las aves que se dejan llevar por la brisa

Navega en la tormenta

Aunque la arena te rasgue la piel

esta no toca tu alma.

Toma tu fuerza de la misma tierra,

del aire que te mueve,

del cielo que te cubre,

de la lluvia que te refresca,

del fuego que te quema.

Aunque al final solo estés un instante en este mundo.

Puedes hacer que este sea eterno.

1 comentario:

Emy dijo...

Preciosos esos sentimientos.

Besos.