Poesía es hablar con el corazón en la mano,

poesía es expresar los sentimientos al máximo,

hacer que la corriente de sentimientos se apodere de tu corazón,

haciendo que poco a poco tu pluma se mueva mas rápido y haga que las palabras no sean palabras,

sean sentimientos y hagan sentir a quien las lee el sentimiento que transmites al papel.

Náyade García.




Rosas blancas


Amigo, equivocamos las palabras

y nos venció el silencio una mañana.

Confundimos los sueños con la vida,

las ansias de volar nos dieron alas

y al final nos quedamos con las manos

vacías, sin saber dónde posarlas.

Amigo, ya ni sé qué imaginaste,

pero no pude ser lo que esperabas.

Me cubriste de ensueños una noche

y te perdí en la claridad del alba,

cuando en el cielo gris que anuncia el día

leí la decepción que te empañaba.

Amigo, para mí tú siempre has sido

mucho más que un deseo que se apaga,

y una vez roto el espejismo amargo

que con sus falsas luces nos cegaba,

quedará entre tú y yo el calor sincero

de una amistad que sobrevive intacta.

Amigo, aunque haya un poso de tristeza

al fondo del rincón que habita el alma,

y aunque descubras en algún descuido

la sombra del dolor en mi mirada,

yo seguiré ofreciéndote sonrisas,

te seguiré enviando rosas blancas.

2 comentarios:

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Náyade, preciosa tu Rosa Blanca.
Derrochas sentimientos.
Casi puedo decir, que es un retrato tuyo. Amor, sinceridad y amistad.
Un abrazo.
Jecego.

Emy dijo...

Muy bellas esas palabras a esa amistad enamorada.

Besos