Poesía es hablar con el corazón en la mano,

poesía es expresar los sentimientos al máximo,

hacer que la corriente de sentimientos se apodere de tu corazón,

haciendo que poco a poco tu pluma se mueva mas rápido y haga que las palabras no sean palabras,

sean sentimientos y hagan sentir a quien las lee el sentimiento que transmites al papel.

Náyade García.




¡Qué importa eso!

Dedicado a mi amiga Angelet en su cumpleaños



¡Qué importa eso!
¡Tengo la edad que quiero y siento!
La edad en que puedo: Gritar sin miedo lo que pienso...
Hacer lo que deseo, sin miedo al fracaso, o lo desconocido. ..
Pues tengo la experiencia de los años vividos
y la fuerza de la convicción de mis deseos.

¡Qué importa cuantos años tengo!
¡No quiero pensar en ello!
Pues unos dicen que ya soy viejo,
"y otras que estoy en el apogeo".
Pero no es la edad que tengo,
ni lo que la gente dice,

sino lo que mi corazón siente
y mi cerebro dicte.

Tengo los años necesarios
para gritar lo que pienso,
para hacer lo que quiero,
para reconocer yerros viejos,
rectificar caminos y atesorar éxitos.

Ahora no tienen porque decir:
¡Estás muy joven, no lo lograrás!
¡Estas muy viejo, ya no podrás!

Tengo la edad en que las cosas
se miran con mas calma,
pero con el interés de seguir creciendo.

Tengo los años en que los sueños,
se empiezan a acariciar con los dedos,
las ilusiones, se convierten en esperanza.

Tengo los años en que el amor,
a veces es una loca llamarada,
ansiosa de consumirse en el fuego
de una pasión deseada.
Y otras es un remanso de paz,
como el atardecer en la playa.

¿Qué cuantos años tengo?
No necesito con un número marcar,
pues mis anhelos alcanzados,
mis triunfos obtenidos,
las lágrimas que por el camino derramé
al ver mis ilusiones truncadas...

¡Valen mucho más que eso!

¡Qué importa si cumplo cuarenta ,
cincuenta o mas!

Pues lo que importa:
¡Es la edad que siento!

Tengo los años que necesito para vivir libre y sin miedos.
Para seguir sin temor por el sendero,
pues llevo conmigo la experiencia adquirida
y la fuerza de mis anhelos.

¿Qué cuantos años tengo?
¡Eso a quien le importa!
Tengo los años necesarios para perder el miedo
y hacer lo que quiero y siento.

7 comentarios:

Angelet dijo...

¡¡¡Mare de deu!!! Llevo todo el día llorando, riendo, bebiendo acuarius porque, de la emoción, estoy que no me tengo... Y ahora esto... Náyade, te aseguro que tu regalo significa mil velas de las que acabo de encender a través de tu link porque todo lo que viene de ti es oro puro para mí... Y sabes a lo que me refiero: a "eso" que pasó y que sin palabras supimos arreglar... Esa no-historia me ha demostrado la mujer hecha y derecha y de gigantesco corazón que eres, y has logrado que te admite como persona y como artista...

La reflexión ya la conocía (por ahí anda, en SAT... ¡jajajaja! siempre vamos la una tras la otra, en eso tenías toda la razón...), y menos mal que habla de la nula importancia de la edad, porque 42 ya son años ¿eh? Pero, si te digo la verdad, ahora que me he podido quitar tanta medicación, me siento como una jovenzuela hasta con ganas de salir por las noches de farra!!! ¡JEJE! Como en mis viejos tiempos... Y es que mientras tengas el corazón y el alma en paz y contentos, todo lo demás sobra... Y es cierto, ¿qué importa los años que tengo, si lo que vale es lo que siento, cómo me enfrento a la vida, las veces que me río al día, cuántos amig@s des verdad tengo, si mi teléfono suena o no y si me aman y tengo a quien amar? ¡¡¡A la porra los 42, que hoy cumplo 24!!!

Gracias, Naya, porque siempre tienes esa guinda especial que poner al pastel, y hoy hay pastel de verdad...

Un beso, de amiga a amiga, de hermana a hermana, de angelet a angelet...

Rosario dijo...

Me encanta mi querida amiga, el regalo tan hermoso que le haces a nuestra querida Angelet por su cumpleaños, se lo merece todo, tiene mucha suerte de que las tres seamos amigas

En mi blog tambian le felicito

Un besito para ti y para Angelet de Rosario

SE EQUIVOCARME SOLO dijo...

Angelet:
Se equivocarme solo, se une al comentario de Náyade y como ella te deseo toda clase de felicidades, en este y en los años próximos; que tu vida sea larga, muy larga, fructifera y feliz, para que todos los que te admiramos podamos ver y persivir tu imagen rebozante de felicidad.
Un abrazo.
Jecego.

Naiba dijo...

Nayade

Me uno a este homenaje de compleaños a esta gran amiga que tenemos en común llamada Angelet, un pequeño ángel que Dios nos ha puesto en nuestras vidas.

Besitos

Deprisa dijo...

Un buen poema como regalo de cumpleaños, buena idea y original. Felicidades Angelet.

tania dijo...

holaaaaa!!!
soy seguidora y me encanta tu blog,
las fotos, lo que escribes...

xaooo

SE EQUIVOCARME SOLO dijo...

Me he arrimado al árbol de Náyade porque tiene una copa enormemente grande, que da mucha y buena sombra; además tiene un fruto muy rico: su sabor, su color y su olor, que forman el trio del gusto perfecto.
Como goloso en la sombra, me arrimo a Nayade, que como ustedes, la amiramos, la queremos y la mimamos. Es mi maestra y me lleva de la mano.
Jecego.