Poesía es hablar con el corazón en la mano,

poesía es expresar los sentimientos al máximo,

hacer que la corriente de sentimientos se apodere de tu corazón,

haciendo que poco a poco tu pluma se mueva mas rápido y haga que las palabras no sean palabras,

sean sentimientos y hagan sentir a quien las lee el sentimiento que transmites al papel.

Náyade García.




Mi búsqueda



En el profundo azul del océano, busqué mi camino

Y pensando que todo en ese mundo tenía sentido, me sumergí.

¡Qué naturaleza tan bella, que paraíso sin fin!

Nadé y buceé y durante un tiempo creí ser feliz,

mas que poco duró, que cuando pensé que era invencible

el oxígeno me faltó.



Ahora estoy en medio de la nada, intentando salir

viva por fuera, muerta por dentro, pero sigo aquí.

Escucho voces allá arriba, OH! Dios, es la gente que me quiere

que está esperándome en la superficie.

Debo subir, lo sé, no puedo defraudarles.



Mi vida no ha acabado, es más, mi misión aún no 
ha empezado,

pero aquí abajo está todo tan oscuro 

que se me hace imposible conocer mi verdad

estoy atrapada entre las algas marinas

el salitre ciega mis ojos, arruga mi piel

el mar me consume...

no creo que pueda aguantarlo mucho más.



Busca en tu interior, piensa en ti,

has nacido para algo, todos lo hacemos,

pero no siento paz en mi interior

y no obtendré respuestas 

hasta que no esté en paz conmigo misma.



Y una voz, desde el interior de mi propio cuerpo, me habló:

“Abre los ojos Lourdes, y vive.

Vive para ser feliz tú, y sólo así harás feliz 
a los demás”.

Y como si de una fuerza sobrehumana se tratara

mi cuerpo empezó a emerger, tan rápido, tan vivo.



Aquí estoy, de nuevo en el punto de partida,

y observando el mundo en el que he nacido

y en el que he de morir, me paro y digo:

“Como el Ave Fénix, resurjo de mis cenizas,

me siento bien, voy a vivir

1 comentario:

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Náyade, como el ave Fénix vivirás, y vivirás siendo la reina de la tierra; tus sueños te harán crecer y enseñarás al mundo que dentro de ti hay mucho más que una mujer luchadora, que hay sueños, perfumes y colores sin descubrir....
Querida amiga, un abrazote.
Tu alumno, Jecego.