Poesía es hablar con el corazón en la mano,

poesía es expresar los sentimientos al máximo,

hacer que la corriente de sentimientos se apodere de tu corazón,

haciendo que poco a poco tu pluma se mueva mas rápido y haga que las palabras no sean palabras,

sean sentimientos y hagan sentir a quien las lee el sentimiento que transmites al papel.

Náyade García.




AMANECER EN OTOÑO



Anoche cuando dormía

soñé ¡bendita ilusión!

que una fontana fluía

dentro de mi corazón.

Dí: ¿por qué acequia escondida,

agua, vienes hasta mí,

manantial de nueva vida

en donde nunca bebí?


Anoche cuando dormía

soñé ¡bendita ilusión!

que una colmena tenía

dentro de mi corazón;

y las doradas abejas

iban fabricando en él,

con las amarguras viejas,

blanca cera y dulce miel.


Anoche cuando dormía

soñé ¡bendita ilusión!

que un ardiente sol lucía

dentro de mi corazón.

Era ardiente porque daba

calores de rojo hogar,

y era sol porque alumbraba

y porque hacía llorar.


Anoche cuando dormía

soñé ¡bendita ilusión!

que era Dios lo que tenía

dentro de mi corazón.

3 comentarios:

Alexander dijo...

Una poesia bastante espiritual. Me gusta el ritmo. Facil de leer, facil de entender.
Un gusto pasar a leerte.
Abrazos.

Katy dijo...

El recuerdo de esta poesía de Machado me acompaña desde hace muchos años. Precisoso, dulce y tierno. Un canto a la esperanza y llamada a la fe.
Un beso

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Náyade, preciosa y sutil poesía, como la fe misma; Machado es y sus letras seguirán siendo, una luz para quienes buscan la felicidad.
Un abrazo por compartir esa delicadeza.
Jecego.